miércoles, 12 de diciembre de 2007

Montilla justifica que sus hijas acudan a uno de los colegios más caros de Barcelona

3 comentarios:

Ciudadana dijo...

Esas patatitas bravas,
ese pulpo a la gallega,
esos boquerones en vinagre,
¡la vida es bella!

Jarrote Vil dijo...

Honorable hipócrita.

Butzer dijo...

Muy buena viñeta. Desde luego un gran acierto. Saludos.